Arquitecto Tecnico Madrid|T 644252673 |Revisión de la superficie catastral de miles de inmuebles para nutrir las arcas de las administraciones locales.

¿Cuál es la superficie de una vivienda a efectos catastrales? Hasta ahora era la que aparecía en los recibos anuales que giraban los ayuntamientos a los propietarios de inmuebles. Pero ahora ese supuesto está sometido a revisión. El catastro -dependiente del Ministerio de Hacienda- ha girado miles de cartas rectificando las superficies sobre las que se aplica el tipo impositivo del IBI (impuesto de bienes inmuebles).

No es que se revise la cuantía del gravamen, algo que es habitual en las leyes de presupuestos de cada año, sino que lo que está realizando Hacienda es -con la justificación de que se están subsanando ‘discrepancias’-  una rectificación de los dos componentes que influyen en la valoración catastral. Por un lado, el valor del suelo, y, por otro, el valor de la construcción.

Según algunos recibos llegados a El Confidencial, no se trata de una rectificación cualquiera. Al contrario. En el caso de un inmueble ubicado en el barrio de Chamartín, de Madrid, el valor catastral del suelo prácticamente se duplica. Pasa de 77.160 euros a 143.328, mientras que, en el caso de la construcción,  su valoración pasa de 24.685 euros a 27.237.

¿Qué significa esto? Pues ni más ni menos que el tipo del 0,581% fijado por el Ayuntamiento de Madrid para 2013 en los inmuebles de naturaleza urbana -tipo mínimo, ya que puede llegar hasta el 0,604%- se aplicará sobre una superficie mucho mayor, prácticamente del doble. En palabras de un portavoz del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, se trata de una brutal subida que “sólo tiene por objeto recaudar”. Y pone como ejemplo que en muchos casos se están revisando superficies que no están ni siquiera construidas por errores en las mediciones, ya que estas se están realizando con instrumentos telemétricos.

En la carta enviada por Hacienda a los propietarios se argumenta que “se han realizado nuevos croquis catastrales”, toda vez que “la finca tributaba por superficies de expansión incorrectas”. En concreto, por el uso de la planta baja y los sótanos. Y como consecuencia de ello, “se actualizan los datos en alfanumérico y se valora la finca”. Se especifica que el propietario puede impugnar la resolución ante los tribunales económicos administrativos, procedimiento largo y costoso.

No se trata, desde luego, de la primera subida en los últimos años. En el primer Consejo de Ministros de Rajoy se aprobó un real decreto de medidas urgentes que introducía la aplicación “transitoria y excepcional” durante los ejercicios 2012 y 2013 para los inmuebles urbanos de un incremento del IBI -como regla general- del 10%.

Tres millones de casas revisadas

……

Según establece el programa de Gestión del Catastro inmobiliario, el departamento deCristóbal Montoro prevé “la elaboración y aprobación de ponencias de valores (totales o parciales) que afectarán a 2.839.510 bienes inmuebles urbanos y características especiales en diferentes municipios”. Pese a que fuentes como la sociedad de tasación Tinsa estiman que el precio de la vivienda se ha reducido en torno a un 30% desde el inicio de la crisis en el año 2008, lo normal es que la valoración catastral de los inmuebles se incremente, ya que puede pasar más de una década entre revisión y revisión.

Fuente: http://www.elconfidencial.com


+ 4 = 9

Deja un comentario